No tenemos miedo

Y digo no tenemos porque quiero incluirte en mi sueño. Ese en el que despertamos y nos sincronizamos para actuar juntos en la misma dirección. Una dirección en la que seamos todos conscientes de que nuestra mejor intension es aquella, en la vivimos y dejamos un planeta mejor que el que encontramos para los que vienen detrás.



Las emociones están para sentirlas.

Esta es una frase que está de moda, pero cómo se práctica?.... lo cierto es que lo hacemos innatamente. Te explico.

Por ejemplo, te ha pasado alguna vez, estar triste y poner una canción, o una película con la que ayudarte a terminar de romper?


A mi si :) y si no lo has probado, te animo a hacerlo. A veces estamos muy trincados y nos cuesta solar. Esto es normal, estamos entrenad@s para resistir, es más, en estos tiempos es un himno. Llorar te pone de frente con la emoción, con la tristeza por ejemplo, igual que reír lo hace con la alegría. Lo que ocurre es que nadie quiere estar triste, y es normal. Mantener en el tiempo la tristeza, no es sano, pero darnos apoyo para llevar a cabo fugas controladas de vez en cuando, es aún más sano.


Así que si eres de los que trinca, ya sabes, a lo mejor necesitas una ayudita. Ya veras que bien te sientes después :)


Abrí este post citando este “no tenemos miedo“ que entona en una de sus canciones una de mis cantantes favoritas, La Mala (te dejo el enlace abajo del todo). Es más, es de una serie que vi hace poco.


La serie se desarrolla en una cárcel de mujeres y pasa de todo, investigaciones, suicidios, alianzas, muertes, robos, venganza... y por supuesto también hay amor, y un tipo de lealtad. Hay como en la vida, espacio para todo.


Y cómo en la vida, las personas y sus decisiones marcan la diferencia entre una y otra realidad. Porque aunque cada vez más, los robots y las máquinas nos hacen más fácil la vida, compitiendo incluso de alguna manera con nosotros en eficiencia y sabiendo que seguirán modernizándose y modernizando nuestra realidad... es innegable, por lo menos en mi realidad, que el calor, la mirada...la voz humana, no tiene sustituto.


Cuando los humanos deciden poner su intension en algo, esa fuerza es imparable.

Y lo es porque viene del corazón.



Yo hoy he parido una sensación que llevo cultivando muchas lunas. Y hoy he querido compartir contigo en este post. Tal vez te ayuda a ver algún milagro que no te habías dado cuenta que ya estaba ahí, o tal tez te sirve para sincronizar con eso que quieres conseguir, y en unos días te maravillas viendo cómo la magia aparece en tu vida de una manera que nunca antes habías visto.

Tal vez cómo yo hoy.

Y te emocionas.

Y lloras :)


Hoy yo tuve mi labor de parto. Y desde ahora en adelante en este post, entiende mi embarazo y parto como algo metafórico.


Cuando pari a mi hijo lo hice por cesárea, se que iba súper trincada, de ahí que después de un día completo de intentarlo me rindiera y dejara que los médicos me ayudarán. Mi conocimiento sobre el cuello del utero hoy es mayor, siento entender que paso en mi parto. Y esto me ayuda a entender mejor mi proceso de auto realización. Por eso las señales que recibí hoy fueron la culminación de esta gestación.


Cuando vivimos en el miedo nos trincamos. No comemos, no digerimos, no hablamos, no vamos al baño, no queremos movernos, no parimos.... cuando nos trincamos no estamos aceptando algo.




El domingo pasado empezaron mis contracciones de parto, se desencadeno con una impresión que me lleve por el entorno y por mi misma (esto entero te lo contaré en otro post porque vale mucho la pena). El domingo el entorno me lanzo un estímulo potente que puso a prueba mi capacidad de amar y de perdonar. Esto me ayudo a darme cuenta que solía sentir miedo cuando no me sentía entendida. Esta sensación además solía venir acompañada de odio, resentimiento e ira que se traducían en agresividad. Cuando el estímulo se fue, me di cuenta de que de manera automática pude tomar distancia, rápidamente interpreté que lo que llega no soy yo, y si, salí de ese estado, pero no puedo negar que me costo unos días soltar lo que luchaba por quedarse.


Conoces esa frase de: “quien siembra vientos, recoge tempestades”


Yo ya no me quemo en mi fuego.


Ser calma en la tormenta. Eso decidí ser y por eso, ese incidente pasó como lo hace una nube por el cielo. Una vez se marcha, solo queda claridad.



Tras este episodio decidí acomodarme en la zona cómoda, (recordemos que me preparaba para parir). Pues cómo quien abre álbumes antiguos decidí recordar todo lo bueno que me pasa, todo lo que es el entorno que va a cuidar del bebé. Recordé las buenas acciones que tuvieron hacia mi algunas personas la última semana, recordé que familia más maravillosa tengo... recordé a mi hijo Carlos de bebé, viéndolo hoy como el adolescente que es, y además me fui a la cama las últimas noches visualizandolo ser un adulto feliz al servicio del mundo.


Saque toda la artillería pesada.

Y me sirvió.


Por eso cuando cuando hoy fui al hospital para que el doctor hiciera su trabajo, ese que el un buen día decidió iba a su labor en este mundo, y que la gracia de Dios (y la sugerencia de mi buena amiga Hanna) hizo que el estuviera hoy ahí para ayudarme.

Volví a pensar, gracias.


Cuando estoy en la gratitud ya no tengo miedo. La gratitud es un gran combustible para el amor. Yo siento gratitud de tenerle a él en este proceso. Lleva acompañándome un tiempo y me ha ayudado a soltar un poco más de miedo en este periodo. Usa máquinas para ayudarse en su trabajo, pero lo mejor lo hace su humanidad. Su calidez es tan brutal que no tiene que decir mucho para que te sientas acompañada. Es tan así, que de alguna manera yo siento que me dejaría morir en confianza con el.


Y si, hablo de muerte mientras hablo de un nacimiento, de un parto... puedo hacerlo porque la muerte forma parte de la vida, y la vida forma parte de la muerte.


Hoy en ese quirófano murió un poco más el miedo, y nació la curación. La cura es todo lo que te ponen, tratamientos, pinchados, biopsias, conos, legrados... etc. La curación en cambio es la aceptación de que ya estás bien. Es entender que ya hiciste todo lo que estaba de tu mano, el entorno hizo su parte, y ahora toca esperar lo mejor.


La curación para mi ha sido todos los milagros que han pasado alrededor de esto.


Hoy el doctor era Charlie, porque vino con tres angeles. Así, como las heroínas de mi serie las quise ver, porque cuando estás con las piernas abiertas, una cámara enfocando tú vagina por dentro y la mente tratando de ponerte a salvo, si no confías en que tienes un equipazo contigo en ese momento, estás perdida. Puedes pasar del documental de autoayuda, a la peli de terror en 0, segundos.


Ellos me ayudaron a construir la realidad que yo ya había visualizado antes. Esa en la que yo ya había aceptado merecer lo mejor antes de llegar a la clínica. Ya son unos años de médicos y batas, y también unos cuantos años de desarrollo personal, se cómo funciona esto de la atracción. Hay que diseñar como si uno fuera arquitecto... al detalle.


Hoy dia 22 de abril, un día después de la llegada al mundo de otro ángel (mi hermana) di yo a luz a una nueva versión de mi misma. Hoy acompañada de un doctor negro como mi abuelo, con la nariz aplastadita y sus tres angeles que me sonreían con los ojos detrás de sus mascarillas, pude con su ayuda traer al mundo a una Carla menos asustada. Mis asistentes en el parto hicieron su trabajo y yo el mío. Hacia frío por el aire acondicionado, había mucho metal que creaba aún más esa sensación helada, pero el calor humano sostenía con amor cualquier duda.


Una de las enfermeras me dijo que no ha practicado yoga antes, lo que ella no sabe, es que ya lo práctica, y lo hace muy bien, porque yoga es amor y ella tiene el corazón lleno. Cuando la persona realiza su servicio en la vida y este está empujado por el corazón, no hay margen de error. Estoy tan agradecida que voy a pedir a la clinica que me permita hacerles una clase y darles un poquito de vuelta del amor que me lleve.


Hoy parí una mujer sin miedo.


Y no hablo de ser valiente, yo ya lo soy desde hace años, quien me conoce sabe que yo vengo del infierno, y descalza. Hablo de una mujer que en la vulnerabilidad más absoluta, no reacciona con miedo, porque sabe que eso la aleja de su hogar, de su templo. Una mujer que siendo frágil es aún más poderosa.


Cuando el médico estaba haciendo su trabajo yo respiraba hacia mi utero, tenía que de manera consciente relajarlo muchísimo para ayudar al doctor. Y el antes de terminar me dijo:


“Voy a aplicar calor, para que la cicatriz de la operación del año pasado que se quedó en forma de herradura en el cuello de tu utero se cierre y quede parejo en un circulo”


Cuando este hombre dijo esto, yo eleve mi corazón y me reafirme en la confianza del saber que estaba siendo cuidada en todos los planos. Y pensé; “los milagros existen, no tengo miedo”.


Llevo años, años meditando, y desde hace tiempo, llega a mi pantalla mental en meditación, la imagen en un fondo negro de un aro de luz brillante que se abre continuamente y no termina de mantenerse cerrado. Una aro de luz que mostraba por momentos, la forma de una herradura.


Entenderás ahora un poco más, porque creo y defiendo la existencia de los milagros.


Salí dolorida pero feliz de la clínica. No me llevaba el resultado de ninguna prueba, es más, me toca esperar 21 días. No me dieron la cura, ellos participaron en la curación. Ya veremos que pasa ese día, yo hoy soy feliz.


Cuando llegué a casa incómoda por estar sentada conduciendo, decidí crear el entorno perfecto para honrar a una recién parida... algo como un nido de amor. Ahí estaba el siguiente milagro del día, como un regalo esperado. La convocatoria de Pure Yoga para practicar. Que mejor para este día que incluir en el una clase de yin yoga con una de mis mejores amigas... una de las personas que ha participado, conspirado y apoyado activamente mi proceso. Mi hermana del norte, Libby, que poniendo su talento al servicio del mundo, ayuda a que este sea un poco mejor. Imaginas cómo podría ser el mundo si todos aceptáramos nuestro poder?


Libby tiene muchos dones, entre ellos su voz. El amor y la compasión que lleva en su corazón salen a través de su garganta y cada vibración que emite a modo de palabra es un bálsamo.





Usar los dones y ponerlos al servicio del mundo, esto es lo que merece la realidad a la que todos queremos y merecemos volver. Una realidad en la que no se tenga miedo por mostrar talentos y dones. Politicos, abogados, jueces, taxistas, empresarias, doctoras, enfermeros, profesoras, cajeras, arquitectos, policías, personal de todo tipo conectados a su corazón...


Sin miedo a ser fuertes,

sin miedo a ser vulnerables.


Hoy era justo lo que necesitaba. Su voz y su guía. Hoy se mezcló la ayuda del humano, y la ayuda de la máquina para que ella desde su hogar pudiera entrar en el mío y darme los mimos que necesitaba este cuerpito.


Llevaba días a punto de parir.

He parido una mujer sin miedo, y no porque sea una kamikaze, sino porque hago caso a mi intuición y en ella me siento segura. Esa intuición de la que hablo me hizo mover fichas cuando se levantó este estado de alarma. No me bloquee, tome acciones y gracias a ellas cuide mi economía. Gracias a esto duermo bien, me mantengo en calma e ilusionada. Y no solo eso, ademas puedo decir que me mantengo activa creando nuevas cosas. Hoy te cuento que he parido una modificación para el modelo de negocio que tenía, y para el que acababa de crear.


Porque cuando esto de la pandemia empezó, yo tenía a pleno rendimiento el funcionamiento del centro de Maspalomas, inminente la inauguración de una nueva escuela y el lanzamiento de mi proyecto turístico al mercado. De tener unas condiciones perfectas y olas increíbles, a tener el mar plato. Así me quede, pero no hubo miedo. Me quede flotando sobre mi tabla, y solo espero la próxima serie mientras disfruto de las vistas.



Esta mujer, que hoy a pasado por otra prueba de vida te dice que no importa lo que estes viviendo, no te mantengas en el miedo.


No te trinques.


Que hace un perro cuando tiene miedo?, gruñe, ladra, hasta muerde. También puede paralizarlo y que hasta se haha pis encima... El miedo puede transformar tu sueño en una pesadilla.... El miedo no te deja pensar con claridad y puede que tardes en encontrar la solución que mejor se adapta a tu circunstancia.

Y el mundo te puede ayudar,

pero tú tienes el papel principal.


Deseo que no tengas miedo. Y si un día lo sientes, recuerda que no estás sol@


Busca un human@ que esté conectad@ con su propósito y que no tenga miedo de servir. Porque aunque las máquinas nos proporcionan muchas cosas, nunca, jamas sustituirán a la energía de un humano desarrollando sus dones y movido por la energía de su corazón que transporta la energía más poderosa del universo. El Amor.

Hoy más que nunca.

#puravida



Canción: AGNUS DEI

No tenemos miedo


https://youtu.be/znuh4jK7I20



0 vistas