Oye papi déjame bailar




La doble moral

El norte y el sur

El frio y el calor

El me gusta y el no me gusta

El cielo y el infierno

El si y el no….


Si no existe uno, no existe el otro.


Hasta que apareció tal vez…


Como cuando Eva le saco la costilla al pobre Adan. Poooobre Adan tan provocado, (atención a la ironía). Y ahora que, me rio o no me rio?. Se provoca el quiere, porque el que tiene una mente suave y estable en cambio, se mantiene.


Siempre hay provocaciones, el sexo, las drogas, la comida, las corrientes, las modas, las personas…. Esta en uno decidir si hace suya o no a la tentación.


Este año yo cumplo 37 años, soy de esas personas afortunadas que hemos vivido muchos cambios en poco tiempo, los 80 fueron increíbles, y los 90 mas. Yo soy de esas personas que me supe amoldar, pero sin seguir todas las modas. Como le digo a mi hijo, ser social, no significa ser rebaño.


Escribo este post para mi blog desde una linda ciudad en Suecia, en un verano agradecido con mucho sol y buen tiempo. Teniendo en cuenta que ellos viven en tinieblas la gran parte del año entiendo su entusiasmo por salir a la calle, pero para una latina residente en las Canarias como yo, sinceramente no me importaría que empezara a llover, es mas, me encantaría ver la lluvia mientras escribo. La lluvia es bella, moja la tierra y la hace oler bien rico. Limpia y se lleva lo que toca, la lluvia es romántica, así como yo, así como me siento ahora mismo escribiendo estas lineas.


Soy romántica, inteligente, despierta, gandula, caliente, prudente, salvaje y una maravillosa mama, soy esto, soy muchas cosas más, y fui, otras tantas. Lo que no soy es perfecta, he cometido muchos errores en mi vida, y seguiré cometiendo otros tantos, eso sí, diferentes a los de ayer, porque estos 37 años están llenos de sabiduría.


Somos un regalo para mundo, y aunque a veces nos sentimos opacados siempre esta la posibilidad de aceptar la lluvia y limpiarnos. Así es como considero yo al llanto, una lluvia fresca y bendecida que aparece a veces sin llamarla, aunque déjame y te cuento, a veces me convierto en chamana y la invoco a consciencia. Le doy fuerza a pensamientos tristes, traigo a mi mente recuerdos, escucho cierta música, escribo poemas, veo fotos… todo en la búsqueda del llanto.


Masoquismo?


No, yo lo llamo amor, y si, porque no, sufrir un poquito no esta mal, te hace sentir bien intenso, te recuerda que eres humano y que sientes. Yo no huyo de sentir, no me escondo del miedo, de la pena, yo ya no me escondo, y tampoco lucho, porque esos años de mujer guerrera ya pasaron, yo ahora soy la Diosa, la Afrodita, la Venus… la Eva, la serpiente. Y tú, como eres ahora?. Porque no podemos negar que no somos las mismas que hace 10 años, ni siquiera la de hace 10 semanas, y si sientes que sí lo eres, que eres igualita a la de tu pasado, te estas perdiendo de la variedad en la abundancia de la vida.


Yo hoy soy aceptación y rendición, que no es lo mismo que estancamiento y debilidad, hay una gran fuerza en estar quieta, en moverte despacito… en observar.


Como caza un animal?, y hablo de un animal de poder obvio, no de otros como las hienas que llegan haciendo ruido y en grupo, yo con ellas no me siento identificada, yo hablo de los animales bellos, los que se ganan su presa, no de los carroñeros. Yo soy mas como un águila, como un jaguar, un depredador de esos que están en la cima de la pirámide, y no por gusto de pisar a nadie, sino por merecimiento propio, y tú, sientes que mereces?.


Hay una frase de Isaac Newton, que me encanta y que lei hace poco en un libro de literatura científica y es:


“Si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes”.


Si hoy en día me siento una mujer exitosa es porque mi circulo mas cercano esta formado por gente exitosa, inteligente y ambiciosa. Socias, colaboradores, amigas, conocidos, alumnas, clientes… todo lo que me rodea brilla, y si esta oscuro, lo amo también y miro como oro negro, porque eso también soy yo… Sombras y oscuridad. 


Así mismo es la sociedad, por esto es tan importante estar atento.


Esto es algo que le repito a cualquier joven con quien tengo oportunidad de compartir conversación. Si te juntas con chismosos, eres un chismoso, si te juntas con criticones, eres un criticón si te juntas con gente mediocre, serás un mediocre, si te rodeas de acomplejados, harás tuyos sus complejos… Esto me hace gracia porque mi hijo, que es a quien mas se lo digo, sobretodo ahora en su etapa adolescente, me acaba el discursito diciendo: 


“y como dice mi mama, si te juntas con pendejos y huevones, que eres?, adivina….” 


jijiji Es la bomba. 


Verdades entre bromas… incendios controlados.


Desarrollar una manera de comunicar desde la sinceridad no agresiva es un lujo, y pienso que ayuda a mejorarnos los unos a los otros. Dicen que el tronco no es como la rama que puede cambiar, pero yo le tengo mucha fe al ser humano y pienso que si, si se puede rediseñar un plan de vida. Yo lo hice con la mía. Recuerda que somos un regalo, y tienes derecho a cambiar de envoltorio todas las veces que lo necesites. Con lazo, sin lazo, con dedicatoria, sin ella, eres un regalo maravilloso.


Me acuerdo que desde bien chiquita me gustaba bailar, y me acuerdo que me paraba delante del espejo y bailaba salsa, festejo, marinera y esos ritmos con los que crecí, mi abuelita decía:


"Mira esa negrita como se enamora a ella misma."


Y si, lo hacia para mí, aunque luego me torcí y ya hecha una mujercita lo que quería era seducir, mezclando esto con mucho alcohol, el resultado fue bien feo, pero me enderece. Mi fe y mi entorno me sujetaron y hoy por hoy bailo otra vez para mí, para gustarme. Porque me siento rico dentro de mi misma y esto se nota por fuera. Antes el movimiento andaba vacío, ahora tengo mucho que decir. Puede que algunos ojos me miren como si estuvieran viendo al mismo demonio, y sí, tal vez soy media diabla, pero recordemos que el diablo solo fue un ángel que se cayo del cielo. Y sí, conozco el infierno, y tengo amigos allí, mi abuela también decía que hay que tener amigos en todas partes, y yo tan obediente.


Hace poco alguien me decía que mi manera de practicar yoga era muy insinuante, que podía llegar a parecer algo que tal vez yo no quería proyectar, y pensé en cohibirme, como hice muchas veces en mi vida, pero esta vez no, esta vez no iba a permitir que me limitasen son prejuicios con los que yo no me identifico, así guarde silencio. Luego digerí y entendí, yo me muevo así porque soy latina, porque el ritmo corre por mis venas. Yo soy amazona, la selva es libre, sinuosa y bella… quién soy yo para parar una manifestación de la naturaleza, un regalo.


En mi evolución he entendido que lo que para algunos escuchar o bailar ritmos latinos con letras descaradas puede ser pecaminozo, para mi es ritmo, es arte en movimiento, y hay que mostrar respeto por el arte… Y yo soy la autoridad en mi museo, mi regalo se lo ofrezco desde una absoluta consciencia, solo a quien yo quiero. Yo bailo para enamorarme a mi misma, y si te seducen mis movimientos físicos, espera a oírme hablar.


Hay personas que piensan que si eres profesora de yoga uno no puede bailar regeton, esa misma mierda que se dice de que los sacerdotes no tienen sexo, esa doble moral rañoza por la que luego algunos violan y abusan. De Suecia me gusta que la iglesia sí que permite que los curas tengan familia. Así como esto me gusta hay otras cosas que no me agradan tanto, la comida por ejemplo. El agua en cambio es algo que me encanta aquí y los paisajes también. Lo que les recomendaría a los suecos es un poquito de ritmo, un poquito de baile para quitarles el frio serio que se les va a la cara muchas veces.


Estos días en Suecia me paso una historia que me hizo querer escribir este post que se juntaba con otras muchas historias que llevaba en la cabeza hace tiempo revoloteando.


Resulta que durante una barbacoa se dio el tema de la musica, del baile, y de la fiesta. Yo contaba que en mi cultura, una reunión, un tiempo con gente, comida y vino no se concebía sin música, sin baile y deberían dejarse influenciar un poco por mí, (tremenda loca yo).


Crecí viendo como se movían los muebles para hacer la pista de baile en la sala de la casa, escuchando a mis tías y a mi mama diciendo que "quien no baila no come", pues ahí me aventure a sacar a bailar a esta gente, y me cuadro con el primero, hizo lo que pudo, todos nos reímos sanamente, porque claro esta de que no era una competencia de baile, (yo no soy abusadora jijiiji). Todo bien, pero me toco el segundo, y para que fue eso, el chico se sintió presionado doce, se enfado, y me dijo un par de frases bien cortantes con sus brazos cruzados y su cejas fruncidas… el momento fue tan frio como lo es el mismo país en pleno invierno, así que me amulé y me senté. Yo me fui bien enfadada a la casa, y he tenido unos días de reflexión propia.


En este tiempo primero llego el fuego queriéndolo prender todo, luego apareció el agua refrescando y por ultimo el aire… dándome un respiro. En otras palabras estoy diciendo que primero llego la ira, seguida del llanto, calmándome finalmente con una profunda respiración llena de amor. Ahora ya no hay fuego, ni llanto, ahora hay espacio, y compasión, hacia él y hacia mí.


Cada uno uno viene de dónde viene, y esta donde tiene que estar.


Después de la tormenta llego la calma, y con este aprendizaje hago mis maletas para regresar a la isla, llena de ganas. Y me doy cuenta, una vez más, de lo importante que es saber llevar bien el paso, tener ritmo, porque hace años mi fuego se hubiera convertido en incendio, y hubiera ardido en llamas todo mi alrededor, la primera afectada, yo. Necesite espacio para entender esto y ahora desde mi calma entiendo que mi naturaleza es la que es, y que no hay nada de malo en mi, y entiendo esto porque entiendo que no hay nada de malo en los demás.


Entiendo que él sí necesita del no, el frio al calor, y el odio al amor.


Las diferencias son bien bellas, eso sí, yo no me mudo a Suecia jiijijij


Gracias vida por dejarme ser el regalo que soy. Y no voy a decir, que suerte haber nacido y vivir donde vivo, porque no es cuestión de suerte, es mas bien un propósito divino.


¡NUNCA PIENSES EN LA SUERTE,

PORQUE LA SUERTE ES EL PRETEXTO DE LOS FRACASADOS,

Y YO SE QUE TU NO ERES UNA/O. Gracias por leerme :)





25 vistas
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon