Animales de poder






En la cosmovisión, los animales tienen interrelación con el espíritu y poseen una serie de cualidades y facultades que pueden ser transmitidas al ser humano. Al recibir o conectar con su energía estos espíritus protectores destinados a protegernos y ayudarnos reflejarían las cualidades de nuestro ser internos través del espíritu del animal de poder.




Al aceptar en una ceremonia o ritual a nuestro animal de poder, estamos aceptando las cualidades o facultades que deberemos adquirir para nuestra evolución espiritual. Cualidades que se hallan muchas veces ocultas en lo más profundo de nuestro ser. Es curioso (mágico) porque muchas veces las personas se dan cuenta de que esto se relaciona con anhelos o sueños de manera consciente e inconsciente. Una vez hemos establecido el contacto e identificación del animal de poder, podemos invocar a su espíritu en aquellas situaciones de peligro, dolor o solicitar su protección, apoyo y consejo.


Tal vez al leerme nombrando términos como chamanismo o cosmovisión puedes sentir lejanía o incluso rechazo, y es normal. Estos términos pueden estar asociados a otras prácticas más tradicionales poco entendidas en nuestras sociedades. Al abrir y expandir nuestra mente y nuestra consciencia nos topamos con una realidad, y es que este concepto en relación a los animales de poder es universal y que por tanto, es fácil encontrarlo en diferentes culturas existentes en el mundo, con sus consecuentes variaciones.


Por ejemplo: se adopta la figura de un determinado animal para representar a entidades de diversa índole, clubs de fútbol, de rugby, baloncesto... podemos nombrar también a la simbología que representan los horóscopos zodiacales, tanto occidentales (Leo, cáncer, sagitario, piscis, escorpión) como en el horóscopo oriental chino (Mono, Serpiente, Conejo), el Maya, etc....podemos encontrar la simbología del animal de poder en casi todas las religiones, como el símbolo del pez o del cordero en la religión cristiana.




La práctica de conocer a nuestro animal de poder puede ser una de las tantas maneras que tenemos los seres humanos de proyectar la magia que sabemos, desde fondo de nuestro corazón, existe en el mundo y traerla cerca de nosotras.



Vivimos en compañía, rodeadas de muchas personas, de muchos estímulos, pero es inevitable sentir muchas veces soledad (y si no te pasa te recomiendo buscarla conscientemente de vez en cuando porque se aprende mucho en esos silencios), al conocer todo lo referente a tu animal de poder, a la vez estarás aprendiendo aspectos que te interesa conocer sobre ti.


Al reconocernos en su espíritu, podremos invocarlo cada vez que necesitemos de su consejo o cualidades, a fin de sentirnos protegidos y acompañados.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo